Sexo, todos los dìas… Por un año?

el

Leí este articulo hace dos años ya, en uno de mis blog favoritos, la autora, habla de un reto que tambien ella leyó, en otro sitio de internet, que creyó una locura pero aún así decidio llevarlo a cabo.

Y es que quien en su sano juicio tendría sexo todos los días, todo el año? Suena dificil, complicado y con un nivel de responsabilidad alto ¿es posible que una actividad descarriada se convierta en una tarea?, ¿o esto sería contradictorio ante la naturaleza del sexo?

La respuesta es: sí y no; la autora definitivamente trata de eso en su post y en general comenta que al principio le costo trabajo y, que sinceramente, sentía flojera al nivel de sentirse arrepentida de haber provocado esto pues tenía que verse a la cara con un esposo que estaba dispuesto cuando ella no, sin embargo la responsabilidad se volvio una costumbre pavloviana y llego a un punto en el día en el que se descubria deseandolo (a eso me referia cuando dije sí y no), otra de las ventajas que marco: fue que tener sexo todos los días le ayudo a reafirmar su confianza sobre su cuerpo, pues el ver sus cuerpos desnudos todos los días, ayudo a eludir inconscientemente los defectos que personalmente les disgustaban.

La autora mensionó que sería ambicioso de su parte querer tener sexo todo el año -porque tiene hijos y un trabajo absorbente, etc-, por lo que solo tuvo sexo un mes entero, pero yo me tome personal este reto. Y lo logré.

Antecedentes.

  • No tuve sexo todos, todos los días, porque en alguno de esos días pude haber, o no, estado indispuesta (dolor de cabeza, de estomago, colicos, cansancio, visitamos a mis suegros, etc), pero siempre intente compensarlo.
  • Soy mujer de un hombre: King 👑.
  • No siempre tuvimos coito vaginal. Grow up, I like sex and you can do a lot of things, just think about it.
  • King no sabe -a la fecha- que fue usado como conejillo de Indias, pero puedo suponer que disfruto serlo.
  • Soy joven, King es más joven que yo -that means a lot more of energy-.

Regresando a nuestro asunto.

Aunque suene increible tuve sexo, casi todos los días del año, principalmente por gusto pero tambien como un proposito de año nuevo, pero este post no se trata completamente de esto.

Tener sexo tiene muchas ventajas: te ayuda con la circulación, te relaja, es un antidepresivo, ayuda con los cólicos, el dolor de cabeza y normalmente con cualquier tipo de dolor, pero todo en exceso es malo (incluso lo que uno calificaria como natural o sano, como tomar agua -osea es neta que te puedes morir envenenado con agua-), el sexo no es la excepción pero dije YOLO evalue los pros y contras de la situación, en base a la autora y me avente a hacerlo.

King y yo llevabamos unos meses saliendo y no pude evitar aprovechar la etapa de la luna de miel… Demandenme, ok?

Obviamente fue un reto que no me costo tanto trabajo realizar, a diferencia de ella, y definitivamente me iba a tomar esto estrictamente personal (no iba a escribir de esto), sin embargo este año, o lo que va de este año, me di cuenta de varias cosas: pues a mitad de febrero llegue a pensar en volver a hacer el reto pero llegando a abril me di cuenta que a veces preferia dormir, principalmente porque estaba estudiando y haciendo otras 20 cosas más y el sexo llego a estar en tercer plano.

No me di por vencida, pues es una actividad que realmente disfruto y fue cuando me di cuenta de que tomarlo como una responsabilidad le quitaba toda la diversión. Me solté y me deje llevar, disfrutando a King cuando teníamos relaciones y tambien cuando no.

Este año no tenemos sexo todos los días, pero si la mayor parte de la semana y esta bien, porque: cuando tienes sexo todos los días la sorpresa se pude volver monotomía, pero si te das espacio para descansar (porque también la fricción puede llegar a lesionar) el deseo sexual sigue presente, ademas la sorprensa y la costumbre se comienzan a llevar de la mano, porque generalmente cuando planeas las cosas no siempre resulta como tu querías y esto lleva a un nivel de frustración que puede arruinar el asunto.

Conclusión?

La autora concluye diciendo, a las mujeres casadas, que sin importar las veces que tengas relaciones, dupliques la cantidad. Pero yo quisiera contradecirla diciendo: no importa las veces que tengas relaciones, mientras lo disfrutes plenamente y no te presiones con tener más sexo: no hay que dejar que la llama se apague, dejate llevar y si algo nace en el momento dejalo fluir.

Anuncios

Comenta♥

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s